»®8 señales de que ese HOMBRE es un lobo feroz

»®8 señales de que ese HOMBRE es un lobo feroz bajo las sábanas

En una relación de pareja cuando existe respeto hacia la mujer irse a la cama no es el primer paso, pero siempre las mujeres tienen esa curiosidad y desean saber como será en la cama el hombre que aman.

Muchos comportamientos y actitudes lo delatan cuando es un chico realmente bueno bajo las sábanas. Es mejor averiguarlo antes de llevarte una sorpresa mayor que puede afectar tu vida intima y luego salir decepcionada.

Así qué sí quieres adelantarte y saber cómo es “en la cama” ese hombre que te atrae, identifica cómo es su estilo con estos tips, y así cuando llegue el momento solo disfrutes de lo que ya te imaginabas.

#1 Manos ágiles

No sabes cómo lo hace, pero se ata la corbata en unos segundos. ¡Imagina lo que harán esos dedos en tu cuerpo! Las manos y cómo las maneja son parte fundamental en los encuentros de pareja.¡Estás de suerte!

#2 Le gusta probar cosas nuevas

Comidas, paseos, aventuras, libros, películas, lo que sea nuevo siempre es bienvenido para él, algo que te da el indicio de que sabrá qué hacer con el Kama-sutra.

#3 Cuando te toca se siente extraordinario

Sus abrazos y caricias son algo único. Solo con eso te enciendes, así que piensa lo que va a ser debajo de las sábanas. ¡Es un buen presagio!

#4 Su mirada es intensa

Si cuando te mira fijamente parece que te derrites y no es solo que te mira… ¡estás frente a un lobo feroz en la cama! Imagina que ni siquiera te toca y ya te estás derritiendo… ¡Cómo será en la cama!

#5 No hace alarde de sus aventuras en la cama

Los chicos que son buenos en la cama no presumen. En cambio, los que no son expertos y no cumplen las grandes expectativas de sus mujeres, necesitan alardear para sentirse más grandes.

#6 Tiene en la habitación un interruptor para graduar la luz

¡Bien! Eso quiere decir que sabe cómo crear una atmósfera perfecta para la hora de la intimidad, y mejor aún, comprende que las mujeres preferimos “bajar la luz” en momentos de cuando deseamos que el lobo se coma a caperucita.

#7 No se precipita en nada

Cuando se besan no se desespera y te salta a la yugular, sino que lo hace lentamente, ¡como debe ser en la cama! Si se apura para todo, ¡imagina lo que será debajo de las sábanas!

#8 Cuando le pides que deje de hacer algo, se detiene

Es tal vez uno de los signos más importantes de que será bueno en la cama contigo. Si hiere tus sentimientos con una burla tonta, le dices que no lo haga más, entonces él para y pide disculpas, ¡será todo un caballero en la cama!

#ELCHUKY

➡️La doble penetración, ¿mito o realidad?😋📲

➡️La doble penetración, ¿mito o realidad?😋📲

Como el porno es rey en la Red, no te sorprenderán las escenas en las que una chica es penetrada al mismo tiempo por dos hombres, sea en su variante anal o vaginal. Y como el porno elaborado por hombres es mayoría, esta imagen nos da a entender que es una práctica muy común y además, muy deseada por las féminas. Vamos paso a paso: no hay que olvidar que el porno es ficción y que quizás no debiéramos inspirarnos en él para aprender sobre nuestra sexualidad. O mejor dicho: eliminemos ese “quizás” de la frase anterior. La doble penetración existe, claro está, pero para hablar de ella no nos vamos a referir a la película X que viste el otro día sino que acudimos a una sexóloga. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de doble penetración? Se trata de una práctica sexual con tres variantes:

1×2
“Una persona es penetrada con un pene, unos dedos o un objeto por dos orificios de su cuerpo a la vez, de modo que se trata de estimular el ano y la vagina a la vez, la boca y el ano, la boca y la vagina…”, explica Esperanza Gil, de Sexualmente.

2×1
Cuando se introducen los dedos, el pene o un objeto a la vez, en un solo orificio.

2×2
Cuando dos personas mutuamente estimulan un orificio de su cuerpo con un dildo.

Aunque la doble penetración suele aparecer típicamente en el contexto de un trío y, más habitualmente, de dos hombres con una mujer, esta puede ser practicada por personas de cualquier género, tanto a solas como en compañía. “De hecho, una buena recomendación para iniciarse en casi cualquier práctica erótica nueva es hacerlo a solas, desde la tranquilidad, a nuestro ritmo, para degustar y digerir esas nuevas sensaciones sin presiones así como para conocer las reacciones del propio cuerpo ante esa nueva forma de estimularlo”, comenta.

Otro factor indispensable para disfrutar de ello es que lo deseemos de verdad. “Muchas veces he escuchado eso de “si no lo pruebo no sé si me gustará” pero la experiencia me dice que si una persona se enfrenta con temor a una práctica sexual nueva, es muy probable que la viva con tensión de forma que acabe por resultarle molesta e incluso dolorosa. Por ello, lo ideal es que surja de una apetencia o motivación propia. Esto es, que obtengamos un beneficio propio cuando la practiquemos, ya sea porque piense que va a ser muy placentera para mí mismo/a, para cumplir una fantasía, etc”, añade.

Y ahora vamos con los mitos sobre esta práctica, porque si sobre la alimentación existe mitología, imaginad sobre el sexo.

– Todas las personas desean probar la doble penetración. Pues no amigas, no, esto no funciona así. “Lo que resulta excitante a una persona puede que a otra no le agrade o incluso le de miedo. Por ello, no hay que dar por hecho que a todo el mundo le gusta y va a estar dispuesto/a a ello. La clave es proponerlo y respetar los límites de tu pareja de baile”.

– Doble penetración, doble placer. “Si bien es cierto que los orificios de nuestro cuerpo están repletos de terminaciones nerviosas susceptibles de ser estimuladas, el sexo es algo más que pura física y si existen ciertas inhibiciones o reparos en realizar una práctica, puede que esas sensaciones placenteras no se vean multiplicadas”.

– Cuanto más grande es el objeto que use para penetrar, mejor. No siempre es así. De hecho, el cuerpo tiene unas capacidades pero también unos límites que se deben conocer para disfrutar de un sexo placentero y seguro.

– La penetración es más placentera si es más fuerte. Lo ideal es ir poco a poco para procurar que el cuerpo se vaya adaptando. Una vez el orificio está dilatado y bien lubricado, podremos aumentar la frecuencia e intensidad de la penetración. recuerda que el objetivo es siempre el placer compartido.

– No hace falta utilizar lubricante. En el caso de la penetración anal resulta indispensable lubricar de forma artificial, ya que el ano no dilata ni lubrica por sí solo. Lo haremos preferiblemente masajeando la zona con un gel lubricante fabricado a base de silicona.

– Los juguetes sexuales se deslizan fácilmente. El uso de estos objetos de placer requieren de mucha comunicación en pareja, ya que la velocidad y fuerza de la penetración ha de regularse teniendo en cuenta a la persona que la está recibiendo. También el ángulo con que se introduce el juguete es importante, pues cabe recordar que ni la vagina ni el ano son una vía de acceso recta.

#elchuky

➡️La doble penetración, ¿mito o realidad?😋📲

➡️La doble penetración, ¿mito o realidad?😋📲

Como el porno es rey en la Red, no te sorprenderán las escenas en las que una chica es penetrada al mismo tiempo por dos hombres, sea en su variante anal o vaginal. Y como el porno elaborado por hombres es mayoría, esta imagen nos da a entender que es una práctica muy común y además, muy deseada por las féminas. Vamos paso a paso: no hay que olvidar que el porno es ficción y que quizás no debiéramos inspirarnos en él para aprender sobre nuestra sexualidad. O mejor dicho: eliminemos ese “quizás” de la frase anterior. La doble penetración existe, claro está, pero para hablar de ella no nos vamos a referir a la película X que viste el otro día sino que acudimos a una sexóloga. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de doble penetración? Se trata de una práctica sexual con tres variantes:

1×2
“Una persona es penetrada con un pene, unos dedos o un objeto por dos orificios de su cuerpo a la vez, de modo que se trata de estimular el ano y la vagina a la vez, la boca y el ano, la boca y la vagina…”, explica Esperanza Gil, de Sexualmente.

2×1
Cuando se introducen los dedos, el pene o un objeto a la vez, en un solo orificio.

2×2
Cuando dos personas mutuamente estimulan un orificio de su cuerpo con un dildo.

Aunque la doble penetración suele aparecer típicamente en el contexto de un trío y, más habitualmente, de dos hombres con una mujer, esta puede ser practicada por personas de cualquier género, tanto a solas como en compañía. “De hecho, una buena recomendación para iniciarse en casi cualquier práctica erótica nueva es hacerlo a solas, desde la tranquilidad, a nuestro ritmo, para degustar y digerir esas nuevas sensaciones sin presiones así como para conocer las reacciones del propio cuerpo ante esa nueva forma de estimularlo”, comenta.

Otro factor indispensable para disfrutar de ello es que lo deseemos de verdad. “Muchas veces he escuchado eso de “si no lo pruebo no sé si me gustará” pero la experiencia me dice que si una persona se enfrenta con temor a una práctica sexual nueva, es muy probable que la viva con tensión de forma que acabe por resultarle molesta e incluso dolorosa. Por ello, lo ideal es que surja de una apetencia o motivación propia. Esto es, que obtengamos un beneficio propio cuando la practiquemos, ya sea porque piense que va a ser muy placentera para mí mismo/a, para cumplir una fantasía, etc”, añade.

Y ahora vamos con los mitos sobre esta práctica, porque si sobre la alimentación existe mitología, imaginad sobre el sexo.

– Todas las personas desean probar la doble penetración. Pues no amigas, no, esto no funciona así. “Lo que resulta excitante a una persona puede que a otra no le agrade o incluso le de miedo. Por ello, no hay que dar por hecho que a todo el mundo le gusta y va a estar dispuesto/a a ello. La clave es proponerlo y respetar los límites de tu pareja de baile”.

– Doble penetración, doble placer. “Si bien es cierto que los orificios de nuestro cuerpo están repletos de terminaciones nerviosas susceptibles de ser estimuladas, el sexo es algo más que pura física y si existen ciertas inhibiciones o reparos en realizar una práctica, puede que esas sensaciones placenteras no se vean multiplicadas”.

– Cuanto más grande es el objeto que use para penetrar, mejor. No siempre es así. De hecho, el cuerpo tiene unas capacidades pero también unos límites que se deben conocer para disfrutar de un sexo placentero y seguro.

– La penetración es más placentera si es más fuerte. Lo ideal es ir poco a poco para procurar que el cuerpo se vaya adaptando. Una vez el orificio está dilatado y bien lubricado, podremos aumentar la frecuencia e intensidad de la penetración. recuerda que el objetivo es siempre el placer compartido.

– No hace falta utilizar lubricante. En el caso de la penetración anal resulta indispensable lubricar de forma artificial, ya que el ano no dilata ni lubrica por sí solo. Lo haremos preferiblemente masajeando la zona con un gel lubricante fabricado a base de silicona.

– Los juguetes sexuales se deslizan fácilmente. El uso de estos objetos de placer requieren de mucha comunicación en pareja, ya que la velocidad y fuerza de la penetración ha de regularse teniendo en cuenta a la persona que la está recibiendo. También el ángulo con que se introduce el juguete es importante, pues cabe recordar que ni la vagina ni el ano son una vía de acceso recta.

#elchuky

»®Atada pero feliz

»®Atada pero feliz

»®RelatosEroticosPSE

Aquella cena con mi antigua amiga se presentaba muy animada.

Conversamos de nuestras vidas ya que hacia mas de 10 años que no nos veíamos.

Ella estaba casada pero sin hijos, en cambio yo me había divorciado hacia un año.

Casi a la una de la mañana nos fuimos del restorán, lloviznaba y Carla me ofreció llevarme hasta mi casa.

En el coche mientras aguardábamos el cambio de semáforo, ella apoyo su mano derecha en mi pierna izquierda, sobre mi muslo desnudo.

– Uy que piel suavecita nena (me dijo con voz insinuadora)

Yo sonreí con vergüenza y vi en sus ojos un ramalazo de deseo terrible.

Al llegar a casa la invite a subir y me pidió pasar al sanitario.

Cuando salió yo serbia el café en el living. Ella me dijo muy seductora…”querés que lo tomemos en la cama”

Acepte y mientras ingresábamos al dormitorio, ella me abrazo de atrás y puso sus manos en mis pechos que se endurecieron al instante.

Ya dispuesta a todo me recosté en la cama y ella se quitó sus medias y mientras me besaba ardientemente, me ato las manos al respaldar de mi cama.

Ya sin mi ropa ella trajo de su cartera una vela que encendió y comenzó a derramar su cera caliente sobre mis pezones… Cuanto placer me ocasionaba.

Sentí sus labios morder suavemente mi vulva y sus dedos entrar en mi vagina, mientras gemía de placer…

Me mantuvo así durante mucho tiempo hasta que se sentó en mi cara y su vulva en mi boca dejo escapar una catarata de fluidos vaginales que bebí como poseída mientras ella gemía y gritaba como una perra en 
.

De ese día ya han pasado casi seis meses y cada noche con nuestras lenguas y sus benditas velas ardientes, nos prodigamos las más tiernas caricias y el mayor placer que me han brindado. Un beso.

#elchuky™

💥SUSURROS OBSCENOS💥

💥SUSURROS OBSCENOS💥

#RelatosEroticosPSE.

Lo había visto unas semanas antes, teníamos un amigo en común. Fue entonces cuando me llamó la atención, su oscuridad y melancolía. Esta noche elegí sentarme a su lado. Alguien comenzó a colocar las bebidas en nuestra gran mesa y todos tomamos nuestra bebida respectiva. Me sentí un poco aturdido ya que podía olerlo. No es una loción para después del afeitado o colonia, él .

Podía oler su cuerpo, su sexo, su amor a la vida y a las mujeres. Mi corazón involuntariamente latió más rápido.

Rápidamente eché un vistazo. Tenía uno o dos botones desabrochados en su camisa y una luz que salpicaba el pelo oscuro del pecho se asomaba. Sí, él era sexy bien.

Cat se colocó a mi lado y me catapultó a la realidad.

“Cúbrete”, maulló, dándome un codazo mientras se deslizaba por el banco de madera.

Él comenzó a hablar con la mujer excesivamente maquillada que tenía enfrente. Ella era mayor que yo, y seamos francos, más utilizados. No temía su poder, podía olerlo.

La conversación fue boyante con todos en el grupo tratando de compartir su opinión. Dirigiéndose a mí, dijo:

“Hace calor aquí, ¿no?”

Quizás podría decir que estaba un poco sonrojado, porque estaba cerca.

Le sonreí y respondí,

“Un poco, aunque me he sentido más caliente”, tratando de sonar desanimado.

Debajo de la mesa, sentí que su mano aterrizaba con confianza sobre mi rodilla, caminó lentamente hacia mi muslo. Todo mientras continúas una conversación con la mujer de enfrente.

Mi coño se contrajo y mi respiración se aceleró.

Ella se levantó para visitar el baño.

Tomando un momento para calmarme, inhalé y dije: “Te gusta”, con una mirada burlona de él.

Mientras su mano continuaba acariciando mi muslo, sonrió, mirándome directamente a los ojos.

Cat me preguntó si me apetecía un juego de billar. Nos levantamos para jugar y durante todo el partido sentí sus ojos ocupándose de mí. Literalmente es un agujero aburrido. No dudaba que su visión x-rated podía ver hasta mis bragas de encaje color crema y el coño desnudo. Cuando me incliné para jugar, lo vi al final de la señal, un tiro al blanco, mirando fijamente mi escote bajado.

Después del juego, fui al bar. Estaba muy lleno, así que esperé a que me sirvieran. Entonces lo olí . Me moví un poco mientras empujaba su cuerpo contra el mío. Podía sentirlo respirando en mi cuello, y la dureza de su torso presionado a mi lado en la multitud, pero aun así, mantuve mi posición en el bar.

Muy silenciosamente, pero claramente, me susurró al oído:

“Deberías mantenerte alejado de mí”. Te quiero, necesito atar, azotar y follarte “.

Colocó su palma de la mano en mi cadera izquierda, justo cerca de mi pubis, y clavó sus uñas con fuerza.

La dama del bar sonrió y preguntó:

“¿Qué puedo conseguirte?”

Tragué saliva y le dije:

“Una botella de lager de Pils y …” Me volví hacia él, “¿qué quieres beber?”

En voz alta y orgulloso, él respondió:

“Tú.”

La máquina de discos estaba sonando la Navidad número uno de las Spice Girls el año pasado, ahogando su respuesta, por lo que la camarera repitió mi consulta. Él respondió,

“Oh … whisky con hielo por favor”.

Me volví para mirarlo y tomamos nuestras bebidas, enfocándonos el uno en el otro.

“No me asustas”. Pronuncié la boca por la música.

Miré su mano sosteniendo el vaso de whisky. Dedos fuertes y ágiles. Cómo quería su toque.

Yo continué,

“De hecho, quiero que me anesteses”, la sola idea de que envíe espasmos desde mi intestino a mi coño.

Sin dudarlo, se inclinó hacia adelante rozando su boca contra la mía. Su lengua descansando momentáneamente contra mis labios. Su mano se giró frente a él y buscó mi coño, empujando un dedo en la cálida y fragante brecha entre mis muslos de pana revestidos de jean. Él se frotó. Mi cabeza se reclinó levemente y mi boca se abrió.

Llevando su mano hacia su nariz, visiblemente olió sus dedos. Al mirar hacia abajo, se llevó uno a los labios y lo lamió lenta y deliberadamente, con los ojos fijos en los míos.

Me tomé un momento para recuperar el aliento y me quedé en reposo.

Tomando mi cabeza entre sus manos, se inclinó hacia adelante y una vez más susurró roncamente en mi oído,

“Aún no estás listo para mí”.

De repente, la música de la máquina de discos se terminó: el alboroto de voces, risas, tintineo de vasos y botellas llenó el aire. El árbol de Navidad y las luces de los pubs se atenuaron, mientras el escenario en la esquina del pub se iluminaba.

Una mano aterrizó en su hombro y una voz dijo:

“Vamos Rik , toma tu guitarra, nosotros vamos a la próxima”

#elchuky

💉Las 10 enfermedades que cura el sexo,

💉Las 10 enfermedades que cura el sexo, ¡increíble pero cierto!

Un pretexto más para tener intimidad con tu pareja.

El sexo no es solo placer carnal, sino que tiene múltiples beneficios para tu salud. De acuerdo a un análisis realizado por especialistas y terapeutas sexuales, durante la actividad sexual, el organismo libera un anticuerpo llamado Inmunoglobulina A o IgA, el cual funciona como un escudo contra infecciones; evitando así, múltiples enfermedades. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí la lista.

1. TENSIÓN MUSCULAR
Ya no malgastes tu dinero en sesiones se spa, pues uno de los relajantes musculares más efectivos y placenteros, es el sexo.

2. DOLOR DE ESPALDA
Diversas investigaciones han descubierto que la estimulación vaginal, aumenta la tolerancia al dolor, pues la estimulación del clítoris, ejerce un efecto analgésico. En consecuencia, los dolores causados por artritis, menstruación, calambres y dolores de espalda, desaparecerán.

3. INSOMNIO
El sexo es una buena opción si quieres dormir profundamente, pues el orgasmo causa un efecto de relajación que ayuda a liberar tensión y favorecer tu calidad de sueño.

4. GRIPE
De acuerdo a investigadores en el tema, el sexo una o dos veces por semana, aumenta la producción de anticuerpos, los cuales protegen de infecciones virales como la gripe. Además es un antihistamínico natural que también combate problemas de asma.

5. ENFERMEDADES DE LA PIEL
Al tener actividad sexual, tu cuerpo libera toxinas y un torrente de hormonas de la felicidad, entre ellas, la testosterona. Esta ayuda a mantener tus músculos y huesos más sanos. Además incrementa la apariencia jovial de tu piel.

6. CÁNCER DE PRÓSTATA
Para los hombres también hay buenas noticias. Diversas investigadores señalan que las eyaculaciones frecuentes en los varones, reducen el riesgo del cáncer de próstata.

7. ENFERMEDADES DEL CORAZÓN
Tener sexo es buena fuente de bienestar para el correcto funcionamiento del corazón, pues ayuda a reducir el riesgo de infartos y otras complicaciones cardiacas. ¡Increíble!

8. DOLOR DE CABEZA
Durante las relaciones sexuales, liberas una hormona llamada oxitocina, misma que aumenta el nivel de endorfinas, las cuales actúan como analgésico natural. Así que eso de “me duele la cabeza” más que pretexto, debería ser motivo por el cual tener sexo.

9. DEPRESIÓN
Las personas que tienen una vida sexual satisfactoria tienden a estar más cómodos y relajados emocional y físicamente, ya que el sexo ayuda a crear mejores patrones de sueño y relaja la tensión nerviosa por la producción de serotonina en el cuerpo. Sexo: el antidepresivo número 1.

10. INCONTINENCIA
Las relaciones sexuales ayudan a fortalecer la pelvis, controlando así, las pérdidas de orina relacionadas con la edad.

#gitana